Cuatro claves para protegerte de la desinformación

Por Felipe Bernal
https://tecnicas-de-lectura.com/wp-content/uploads/youtuber-2838945_640.jpg 07/24/2020 Cuatro claves para protegerte de la desinformación https://tecnicas-de-lectura.com/wp-content/uploads/tdl-1-200x200.png

El creciente uso de Internet para acceder a la información que busca, para trabajar, para formarse, hacer compras o para las relaciones sociales… debe ir acompañado de una educación especial que permita el uso responsable. Cabe hacerse una pregunta: ¿estamos navegando de forma segura?


El contexto post pandemia ha dejado un escenario marcado por la distancia social y por lo tanto, el uso de Internet y aplicaciones móviles ha ido in crescendo. Época de cambios, de teletrabajo, de cursos online, de videollamadas… en este nuevo modelo hay cuatro trucos que puede tener en cuenta para combatir los bulos, los fraudes telemáticos y no dejar que te la cuelen.

  1. Tenga presente que vivimos “infoxicados”. Varios estudios insisten en que una persona recibe al día alrededor de 6.000 mensajes publicitarios en un día. Cuando navegamos en Internet, es interesante distinguir entre “contenido patrocinado”  e información real. Puede buscar el nombre de la marca, el logo o alguna señal que muestre si existe una empresa detrás de esa información que estás leyendo en tu periódico o revista online. A parte de esto, el volumen de información de actualidad es cada vez mayor y es fácil sentirse abrumado en un mar extenso de publicaciones diarias. A esto lo llamamos “infoxicación”. Utilice su criterio y trate de desechar aquellos contenidos que le resulten poco fiables y tengan la intención de venderle un producto determinado. 
  2. Recuerde que lo que aparece más arriba en la página de nuestro buscador no siempre es lo que estamos buscando ya que en muchas ocasiones son anuncios. Según nuestro en perfil como consumidor en Internet, nos muestran unos resultados u otros. Ten en cuenta esto para ampliar tu conocimiento y fuentes de información y antes de aceptar todas las cookies que se te presentan, piénsalo dos veces.
  3. Distinga entre ese contenido que es simple información y valora aquel otro que permite aprender y entender. El contenido que genera conocimiento no es aquel que nos da una cantidad abrumadora de datos, sino ese otro que permite poner en conexión estos datos con el contexto en el que nos encontramos y ayuda a comprender las realidades más complejas.
  4. Los estudios dedicados a la comunicación insisten en ello: el lector o la lectora, por lo general, consume aquel contenido que más representa sus valores, aquel que se acerca más a sus opiniones. Si de verdad su objetivo es informarse, tendrá que buscar respuestas más allá de los medios de comunicación y páginas web que hasta el momento has consumido. La cabeza es redonda para que el pensamiento pueda cambiar de dirección.

Estos son algunos tips o consejos que pueden diferenciar entre una lectura que nos obligue a reptar como un gusano en la nube, o aquella otra, una lectura de altura que nos permita volar como una mariposa.


Felipe Bernal

Me enorgullezco de ser uno de los pioneros del aprendizaje online en España. Mi primer curso fue publicado allá por 2013. Internet ha cambiado mucho desde entonces... Hoy me dedico a transmitir mi experiencia a los miles de seguidores de TDL, seleccionando los mejores cursos y recursos de internet. Tratando de ayudar a todos aquellos que quieren formarse en la red. Sigue navegando por el portal si quieres encontrar recursos de aprendizaje online.